Pabellón con Arepa

Combatiendo la desnutrición infantil y la deserción escolar

Resaltando lo mejor de Venezuela y su gente

Venezuela entre las 5 peores crisis alimentarias del mundo

...

Por John Otis – Cortesía de THE WALL STREET JOURNAL

Un informe reciente patrocinado por la ONU encontró que el 13% de los niños venezolanos menores de 5 años padecen retraso en el crecimiento y que el 30% padece anemia.

«A pesar de poseer las mayores reservas de petróleo del mundo, Venezuela es actualmente uno de los puntos calientes de inseguridad alimentaria más preocupantes del mundo», precisó el informe de la Red de Información sobre Seguridad Alimentaria.

Eso se debe en parte a que los alimentos básicos como la leche no pueden llegar a las tiendas. Armando Chacín había producido 400 galones de leche al día en su finca, pero la falta de gasolina significa que los camiones de transporte se detengan. Chacín no puede darse el lujo de comprar combustible en el mercado negro, que cuesta $ 10 el galón, para entregar la leche él mismo.

En lugar de ver cómo se echa a perder, convierte su leche en un queso artesanal que se puede almacenar por más tiempo y es más fácil de transportar que la leche.

“La escasez de gas nos ha enterrado”, dijo Chacín, presidente de la asociación de ganaderos de Venezuela.

Sin gasolina no hay traslado de alimentos

Una escasez generalizada de gasolina es el último golpe a la producción nacional de alimentos en Venezuela. Los productos no pueden llegar desde el campo a las ciudades por falta de combustible.

Pero los venezolanos no son los únicos que pasan hambre. En toda América Latina, el golpe económico causado por la pandemia Covid-19 ha dejado a millones de personas sin trabajo y en la pobreza. Desde la Ciudad de México hasta Santiago, la gente se salta las comidas, hace fila en los comedores populares y mendiga, dicen las agencias de Naciones Unidas.

Las sanciones de Estados Unidos al sector petrolero de Venezuela bajo la administración Trump hacen que sea ilegal comerciar o hacer negocios con la compañía petrolera nacional de Venezuela. Eso significa que es más difícil importar la gasolina que necesita el país -con las mayores reservas de petróleo del mundo.

«Si bien la crisis alimentaria no comenzó con las sanciones de Estados Unidos, ciertamente no hay forma de que se pueda decir que las sanciones no agravan las cosas», dijo Geoff Ramsey, de la Oficina de Washington para América Latina, un grupo de políticas. “Estamos muy preocupados de que el país esté al borde de una catástrofe irreversible”.

“Nos han salvado los aguacates y los plátanos que crecen cerca de nuestra casa”, dice Carlos Alonso, un trabajador agrícola de 35 años en el estado occidental de Yaracuy.

Otros dependen de las remesas de familiares que viven en el extranjero, pero estas transferencias se han reducido a la mitad en medio de las cuarentenas de Covid-19 y los cierres económicos, dijo la nutricionista Susana Raffalli.

«Esto todavía no es una hambruna, pero estamos en una emergencia alimentaria», dijo Raffalli. «El sistema de suministro de alimentos se ha roto por completo».

Ayuda a un niño Venezolano

Con $15 le brindas desayuno y almuerzo a un niño venezolano
EN SU ESCUELA durante un mes

QUIERO AYUDAR